Consejos a la hora de escoger un curso de redes sociales

Cursos online en redes sociales

El boom de las redes sociales ha abierto un nicho de mercado que está relacionado con la capacitación. Abundan las ofertas tanto de institutos reconocidos como de personas particulares dispuestos  a dar a conocer sus conocimientos en torno a este tema de moda. Ante tanta variedad en la oferta es difícil decidirse.

¿Qué puede hacer una persona que está interesada en formarse en esta materia?

¿Qué criterios  pueden ayudarle  para hacer una buena elección de tal  manera que no pierda su dinero y no sea defraudado ante cualquier gurú de mentira? Obviamente no hay garantías, cuando nos inscribimos en cualquier curso estamos expuestos a correr riesgos aun cuando hayamos hecho las investigaciones pertinentes.

Particularmente, yo he tomado algunos cursos, en algunos me ha ido bien y en otros muy mal, es por esta razón que quiero compartir con ustedes mi experiencia como siempre es algo personal pero espero les pueda ayudar a tomar una decisión a la hora de embarcarse en cualquier curso.

La calidad de los docentes que imparten cursos online

“Por sus obras los conocereís (Mateo 7,15-20)”: He tomado esta frase del Nuevo Testamento, porque en este contexto tiene una gran relevancia. Si alguien va dar una capacitación en torno a las redes sociales, tiene que tener presencia en ellas bien sea de de forma directa o indirecta. ¿Qué podemos hacer para conocer las “obras” de nuestro instructor? Obviamente “googlearlo”, ¿tiene una cuenta en Twitter? ¿Desde cuando está abierta? ¿Cuántos seguidores tiene y a quién sigue? ¿Existe una Fans Page asociada a su persona o empresa? ¿Como interactúa con su comunidad? ¿Tiene un sitio web o un blog? ¿Está su perfil registrado en Linkedin?.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo que puedes buscar. En este punto también quiero hacer una distinción importante, puede suceder que el instructor, no tenga un blog o su cuenta en Twitter tenga poco movimiento, incluso puede suceder que ni siquiera tenga Fan Page. ¿Qué hacemos, lo vamos a descartar por eso? No necesariamente, a veces estas personas están tan ocupadas que no tienen tiempo para mantener sus propios contenidos porque son profesionales altamente demandados que se han hecho un nombre dentro del sector.

Presencia en redes sociales

Sin embargo y aquí tienen mucho sentido la afirmación de Mateo, si ese profesor no tiene presencia en las redes sociales como individuo, al menos, si deberían estar presentes sus trabajos. Yo conozco instructores que aunque no tienen sus cuentas personales actualizadas, si tienen un nombre, una reputación y una buena experiencia en las Redes Sociales. Muestran sus resultados, sin poner en peligro los acuerdos de confidencialidad con sus clientes, hablan de aprendizaje, no tienen miedo de hablar acerca de sus errores y por supuesto muestran con orgullos sus éxitos, jamás son unos improvisados.

Ahora bien, si el profesor no tiene presencia en las redes de manera individual ni tampoco puede mostrar lo que hace. Es conveniente que actives tu alerta naranja, porque puedes estar ante una persona que quizás se venda bien pero que no ha transitado un camino muy largo en esto de las Redes Sociales.

Cursos onlines impartidos por instituciones

En general, siempre es bueno escoger instituciones que tengan cierto nombre y reputación porque de alguna manera nos garantiza que no se van a exponer a ofrecer un curso con un instructor que no esté a la altura de lo que se ofrece. Sin embargo esto no es garantía de éxito. En una oportunidad tomé un curso en una institución bien reconocida pero el profesor estaba más interesado en venderse como consultor que en enseñar. Lamentablemente la humildad y la actitud de servicio son virtudes escasas en este mundo de las redes sociales.

Por otro lado, hay instituciones nuevas, que están buscando la manera de hacerse un nombre en el sector pero no tienen el capital para contratar al “gurú” de moda. Lo que observado es que estas empresas se esfuerzan en contratar a buenos profesores aunque no sean famosos, dan un trato más personalizado y están interesados en crear una relación a largo plazo con sus clientes.

A mi me ha ido bien con este tipo de instituciones pero reconozco que existe un riesgo. En estos casos recomiendo hablar con ellos personalmente, observar su disposición de atender a los clientes, si es posible ver sus instalaciones. Revisar en donde se promocionan, en que redes sociales se apoyan para darse a conocer. Cuáles son los comentarios de sus clientes y confiar en nuestra intuición.

¿Qué esperar de un curso sobre Redes Sociales?

Voy a ser un poco radical y me ubico en la persona que está interesada en invertir en un curso porque desea formarse pero además tiene cierta familiaridad con Internet. En este sentido yo espero recibir un contenido que no aparezca en Wikipedia ni en las primeras páginas de Google. Por ello es importante que sepas a que tipo de curso te vas a inscribir y que evalúes el nivel del curso.

Es usual que estas instituciones no exijan mayores conocimientos para inscribirse y te puedes encontrar que vas a un curso de Community Manager y asisten personas que no saben abrir una cuenta en Twitter mientras que hay otros que ya están llevando cuentas a clientes. Esto es un gran defecto de estos cursos genéricos, no segmentan y uno se lleva sorpresas. Si estás adelantado te fastidias, si estas atrasado te pierdes.

Si eres un principiante y quieres saber como usar Twitter  busca un taller especifico para ello, pero si quieres formarte como Community Manager  ubica  una capacitación adaptada a tu nivel y se más cuidadoso a la hora de escoger un curso.

Conclusión

Invierte tiempo en investigar tanto a profesores como a instituciones. Toma en cuenta diversos parámetros antes de decidirse por algún curso incluso hazle caso a tu propia intuición y por último decídete. No hay garantías pero siempre aun en las peores experiencias habrá un aprendizaje. Por último disfruta el proceso, siempre se conoce gente nueva y vas aumentando tu propia red deconocidos.

Gracias por comentar!